El uso del pladur en las reformas de viviendas

Ventajas del pladur en las reformas de viviendas

Hoy en día las reformas de viviendas se caracterizan por usar una gran cantidad de materiales ya que los mismos son más diversos y también se pueden conseguir mejores resultados. No obstante, todavía existe uno que sigue siendo fundamental en las reformas pues el mismo garantiza unos acabados realmente espectaculares. Como no podía ser de otra manera, este elemento es el pladur.

Ventajas de usar pladur en las reformas de viviendas

Lo primero que hay que reseñar es que el pladur ha logrado ser el sustituto perfecto del ladrillo en las viviendas actuales. O dicho de otra manera, ha sido un material que ha sabido adaptarse a la perfección para tener una buena convivencia con el ladrillo, algo que ha logrado gracias a que sus características físicas permiten la mejora sustancial del aislamiento térmico y acústico de las viviendas.

De esta manera, el pladur podría definirse como un material que se usa en la construcción y está formado por diferentes planchas de yeso laminado y recubierto, del mismo modo, por dos capas de celulosa especial multihoja. Por tanto, es un material que tiene un gran recubrimiento, de ahí que sea tan bueno para el aislamiento antes citado.

Además, otra de las ventajas es que es un material que tiene un coste bastante bajo en comparación con los resultados que ofrece, por lo que la relación entre calidad y precio podría decirse que es bastante completa. No obstante, el inconveniente que presenta es que es menos duro que el ladrillo, de ahí que se aconseje que sea instalado en paredes que no tengan mucha carga por los alrededores.

Beneficios de usar el pladur en las reformas de viviendas

A colación de lo explicado con las ventajas de este elemento, los beneficios van en una línea muy similar, entre los que hay que destacar la rapidez en el montaje y la limpieza una vez que se instala el pladur en la vivienda. De hecho, esto hace que el pladur pueda quedar colocado por encima de otros competidores directos como por ejemplo el ladrillo, siempre y cuando se realice la comparación en estos términos.

Por otro lado, se trata de un sistema de construcción en seco, sin que haya una necesidad explicita de usar cementos, por lo que se genera una cantidad mucho menor de escombros, por lo que además de realizarse en mucho menos tiempo, a la hora de limpiar después es mucho más cómodo.

En definitiva, el pladur se ha convertido en una de las mejores opciones para llevar a cabo las reformas de viviendas, así como para ser usado en construcciones desde cero. Y si se combina con el ladrillo o el cemento para una construcción más segura se tiene una mezcla mucho más consistente para las viviendas.

Sin comentarios

A√Īadir un comentario