Reformar una casa antigua

Reformar una casa antigua

Reformar una casa antigua en lugar de comprar una a estrenar es cada vez más habitual. Las posibilidades que ofrece esta opción han provocado el aumento de la demanda de estos inmuebles con el objetivo de adecuarlos a las necesidades de sus habitantes.

Pasos a seguir para reformar una casa antigua

Cuando nos enfrentamos a un proceso de reforma, es básico seguir una serie de pasos que garanticen su éxito y el buen hacer de la obra. Lo más importante es contar con profesionales de experiencia que nos acompañen en este camino.

A primera vista, una casa vieja puede parecer un quebradero de cabeza. Pero, en realidad, es un lienzo sobre el que podemos diseñar un espacio totalmente adaptado a nuestros gustos.

El primer paso para ello es realizar un proyecto de diseño. Con él en la mano, llega la tarea más tediosa de todas, hacerse con las diferentes licencias imprescindibles para acometerlo. Estos trámites administrativos dependen de los ayuntamientos y varían en función del calado de la reforma.


            Si el cliente lo solicita, Mad Proyect S.L. puede gestionarle todos los trámites administrativos: licencia de obras, ocupación-carga y descarga de vía pública, etc.

                                               - Nos Encargamos de su Proyecto y Dirección Técnica al completo, durante toda la ejecución de su nuevo hogar -


Una vez obtenidos los permisos pertinentes, la obra debe comenzar con la revisión, sustitución y adecuación al nuevo espacio de las diferentes instalaciones, tales como fontanería o electricidad. En este proceso también se incluyen los aislamientos del espacio. Gracias a ello, podremos evitar futuros imprevistos.

Con las tareas básicas bien realizadas, toca terminar la distribución y prepararse para una de las tareas más entretenidas a las que nos podemos enfrentar: la decoración de nuestra nueva vivienda.

Ventajas de apostar por una reforma

A la hora de apostar por la reforma de una vivienda antigua, encontramos una serie de ventajas respecto a una obra nueva:

- Coste de la operación: Adquirir inmuebles viejos reduce el precio de compra con relación a una vivienda totalmente nueva.

- Revalorización: La obra que vamos a llevar a cabo nos permitirá aumentar el precio de la vivienda en caso de que decidamos deshacernos de ella en un futuro.

- Menor carga impositiva: La compra de este estilo de casas está sujeta a una menor carga de impuestos. Además, el precio de la reforma no se computa en la escritura.

- Partir de cero: La principal ventaja es que podremos dejarla totalmente a nuestro gusto. Vaciar todo el interior nos permite crear un espacio diáfano que podrá ser redistribuido para adaptarlo a nuestros intereses.

Todos estos beneficios ponen de manifiesto las posibilidades de decantarnos por las reformas en lugar de por una vivienda completamente nueva. Asimismo, en muchas ocasiones podemos elegir casa en ubicaciones donde los edificios se encuentran protegidos, como, por ejemplo, el centro de las ciudades.

En conclusión, decidirnos por reformar una casa antigua siguiendo un proceso de la mano de los profesionales adecuados nos permite disfrutar de un espacio único y personal al finalizar la obra. No dudes en contactar con nosotros para recibir un asesoramiento totalmente personalizado. TE ESPERAMOS!!!

Sin comentarios

Añadir un comentario