Reforma de baños en Palma: ducha o bañera

Reforma de baños en Palma: ¿ducha o bañera?

Todas las personas que se deciden a hacer una reforma de baños en Palma se cuestionan siempre si es mejor colocar una bañera o una ducha. De hecho, esta decisión suele ser bastante sopesada, teniendo en cuenta, sobre todo, la edad de las personas que están integradas en la familia. Por ello, en este post analizamos las ventajas y los inconvenientes de instalar una ducha o una bañera.

¿Ducha o bañera? Una pregunta recurrente en la reforma de baños en Palma

Una bañera te posibilita relajarte con baños duraderos. También es idóneo para el baño de niños y mascotas. Entre las ventajas rescatamos una experiencia más liviana, siendo la opción más adecuada para que los niños jueguen y donde también te puedes duchar.

No obstante, como inconvenientes es cierto que requiere más espacio que una ducha cuando hacemos una reforma, siendo más complicado el acceso para las personas mayores. A su vez, el gasto de agua en una bañera es mayor que en una ducha y es algo que podremos notar en la factura.

En el caso de la ducha, las ventajas quedan más orientadas a los espacios pequeños, pudiendo también aprovechar el resto del espacio para colocar muebles u otros elementos. Del mismo modo, el ahorro de agua es considerable en comparación con una bañera y nos aporta una mayor facilidad para el acceso, sobre todo, para las personas con movilidad reducida o de edad avanzada. Igualmente, también es cierto que nos duchamos con más frecuencia de la que nos bañamos.

En cambio, entre los inconvenientes encontramos que no podremos disfrutar de una experiencia de relajación que sí nos permite la bañera. Para los niños también es menos práctica que una bañera.

En definitiva, la reforma de baños en Palma siempre quedará orientada al uso que le confiramos a la bañera o a la ducha.

Sin comentarios

AƱadir un comentario